Sábado, 05 Diciembre 2009 14:04

Alejandra Guzman ansía el año nuevo

Alejandra Guzmán ansía la llegada del año nuevo, cuando espera recuperar una tranquilidad de la que disfrutaba antes de su reciente escándalo médico y que habría quedado plasmada en su más reciente disco. 
''Este año ha sido muy duro y estoy esperando el 2010 para ir a Estados Unidos y hacer una buena gira que estamos planeando'', dijo el jueves a la AP la rockera mexicana sin dar más detalles. 
 
Con un tema dedicado a su hija, otro sobre la oración y una lacrimógena balada romántica, su más reciente álbum de 10 cortes, ''énico'', es un reflejo del estado de ánimo tranquilo y pausado que tenía hasta hace poco y que quiere recuperar, afirmó la llamada Reina del Rock.
 
''Cada disco refleja cómo me siento. Ahora estoy más tranquila, el disco es más suave'', explicó la intérprete de éxitos como ''Eternamente bella'' y ''Flor de papel'' en una entrevista telefónica desde Ciudad de México. 
 
''énico'' incluye temas como ''Ella'', dedicado a su hija Frida Sofía; la balada rock ''Ahogada en la tristeza'', que dijo su favorita, y el primer sencillo ''Mentiras piadosas''. El CD, que tomó unos ocho meses grabar, salió al mercado a finales de noviembre en Estados Unidos, México y Centroamérica. 
 
''Me encantó poner horas y horas (en el disco) y no sentir ni el tiempo ni dolor. Me sirvió de catarsis, estuvo intenso'', dijo Guzmán. 
 
''Cuando te sientes parte de algo, lo escribes o describes. Lo que importa son las experiencias que pasan en ti y cómo pasan las cosas. Esa es la magia del tiempo del amor y del desamor'', añadió. 
 
El álbum, su 15o álbum de estudio, también incluye el tema ''Rezo'' del español Iván Sevillano Pérez, mejor conocido como Huecco. 
 
''Hay que rezar, agradecer. Como que no me gusta hablar mucho de religión, eso es de cada quien, pero creo que hay un Dios'', comentó la intérprete de 41 años. ''Me considero simplemente una persona ... que cuando canto me libero''. 
 
Guzmán, quien denunció en octubre a un médico y la dueña de una clínica en la que le inyectaron una sustancia dañina como parte de un procedimiento estético que casi le cuesta la vida, se abstuvo de hacer comentarios sobre el caso. 
 
A una pregunta sobre cómo se sentía de salud, se limitó a decir que sólo espera que el 2009 acabe pronto. 
 
La dueña de la clínica, que realizaba procedimientos estéticos sin licencia válida y materiales nocivos, ha sido acusada del delito de lesiones dolosas y de ser hallada culpable podría pasar entre cuatro y 13 años en prisión.

Deja un comentario