Lunes, 03 Noviembre 2008 16:17

Alejandra Guzman en el Auditorio Nacional

Grupo Regorma Ciudad de México  (3 noviembre 2008).- Cuando las cosas no marchan muy bien, nada mejor que el cariño y el amor para salir adelante, y eso es lo que Alejandra Guzmán ha experimentado en los últimos meses, luego de que le detectaran cáncer de seno y de que su hija fuera hospitalizada por intoxicación con alcohol y barbitúricos.
 
Fue por ello que, durante su presentación en el Auditorio Nacional, la noche del sábado, la cantante no se cansara de agradecer las muestras de apoyo que ha recibido.
 
"¡Qué año! ¡Me cae que qué año! Pero mientras sea con ustedes es más fácil, lo importante es seguir adelante y ser lo que uno es... ¡Digan lo que digan!", expresó casi al inicio del espectáculo.
 
La intérprete prometió que daría lo mejor de sí a las casi 10 mil personas que se dieron cita. Y no se equivocó, ya que a cambio recibió gritos y aplausos de sus seguidores, quienes también le demostraron su admiración al corear junto con ella cada uno de los temas que ofreció. 
 
La velada dio inicio con "Ángeles Caídos", que Alejandra cantó colgada de unos arneses y luciendo una especie de túnica blanca, de la que sólo se asomaban unos guantes en color rojo que le llegaban hasta debajo del codo.
 
Siguió el turno de clásicos como "Mala Hierba" y "Reina de Corazones", con los que comenzó a calentar motores del público, que se olvidó por un momento del intenso frío para ponerse a bailar.
 
Uno de los instantes más románticos se presentó con "Hacer el Amor con Otro", sin embargo, la cantante balanceó los ritmos e intercaló baladas con temas mucho más movidos, fue así como siguió el turno de "Mírala, Míralo", "Quiero Estar Contigo", "Lluvia" y "Toda la Mitad".
 
Luego de tomar un látigo, junto con sus dos coristas, interpretó "Falso Amor", versión en español de "Tainted Love" y, cuando tocó el turno de "Diosa", Alejandra subió a un chico que se sentó en una silla amarrado de los pies y, ahí, la rockera hizo de las suyas al bailarle de manera sensual.
 
En un momento mucho más íntimo, la cantante ofreció "Te Esperaba", "Llama por Favor" y "Mujer", que dedicó a su mamá, Silvia Pinal, mientras algunas imágenes de la actriz se proyectaban en la pantalla ubicada detrás del escenario.
 
Casi al final, apareció en escena el grupo Motel y después Mario Domm.
 
"Con él empecé a escribir las mejores canciones..", dijo antes de cantar "Volverte a Amar".
 
Previo a "Hasta el Final", agradeció que sigue con vida tras la enfermedad que padeció.
 
Tan de buen humor estaba, que hasta mandó un mensaje a los medios de comunicación, con quienes en ocasiones ha tenido algunas fricciones.
 
"Un saludo a mis amigos de la prensa, los quiero, pero mis secretos ya mejor me los guardo", indicó antes de cantar "Soy Sólo un Secreto".

Deja un comentario