Sábado, 09 Abril 2011 14:36

Alejandra Guzman prende el Palacio de los Deportes

Alejandra Guzman en el Palacio de los Deportes Alejandra Guzman en el Palacio de los Deportes
Alejandra Guzmán prende el Palacio de los Deportes

Haciendo honor a su título como reina del rock, la cantante Alejandra Guzmán realizó una presentación especial en el Palacio de los Deportes, acompañada de la irreverente banda Moderatto.

El motivo de este concierto, al cual los fans tuvieron acceso por medio de promociones en diversos medios de comunicación, fue para celebrar 20 años de carrera artística, por lo que este show será inmortalizado en un DVD que saldrá a la venta por el mes de junio.

La Guzmán presentó 16 canciones que resumen su historia musical, pero con arreglos hechos por Jay de la Cueva, alias Bryan Amadeus, que dieron como resultado versiones al más puro estilo de bandas como Van Halen.


Reina del escenario

Alrededor de las 21:15 horas dio inicio el espectáculo con una presentación donde los juegos de luces, los sonidos de motocicletas y las potentes notas de las guitarras de Mick P. Marcy y Roy Ochoa Avilés, hacían vibrar el lugar.

Todo pintaba para ser un concierto fastuoso cuando Bryan Amadeus y Alejandra aparecieron en escena montados en motocicleta para cantar Verano peligroso, mientras Elohím Corona descendía de las alturas en una plataforma, que se quedo atorada a la mitad del camino, por lo que tuvieron que repetir la canción.

Arreglado el desperfecto, Alejandra continuó su presentación, que debido a los nervios estuvo con algunas fallas por parte de la cantantes, y que ella reconoció, pero que no le restaron calidad a lo presentado.

Cuando canto Mírala míralo apareció ataviada con un vestuario que recordaba al explosivo Gene Simmons, de la banda Kiss, vestía ropa negra, botas de plataforma y una alas de murciélago, muy ad hoc al nuevo sonido del tema.

La Guzmán llevó al público de baladas a enérgicas canciones, como Mala hierba, que cantó al lado de Vico C; antes de interpretarla comento que “nunca me ha importado lo que digan de mí, es parte del rock and roll”. Para cerrar con broche de oro con Eternamente bella, a dúo con la diva de la banda Jenni Rivera. Estuvieron presentes su madre Silvia Pinal, su hermano Enrique y su sobrina Michelle Salas.

Deja un comentario