Jueves, 26 Abril 2012 15:33

Alejandra Guzman sale del Hospital

Alejandra Guzman en el Hospital Alejandra Guzman en el Hospital
Alejandra Guzmán sale del hospital (El Universal)

En la última semana de marzo, Alejandra Guzmán se presentó en Villahermosa, Tabasco. Luego regresó a la ciudad de México para hacer su maleta y actuar en la Feria del Caballo de Texcoco.

Sin embargo, un dolor muy fuerte la hizo cambiar de rumbo: “Me preparé para ir a Texcoco, pero no llegué. Me vine al hospital con todo y maleta. Llegué muy mal y me di cuenta de que ‘No show must go on’”, recordó la cantante ayer al haber sido dada de alta del hospital Los Ángeles de Interlomas.

La rockera fue internada hace un mes por una recaída de la operación que le practicó Valentina de Albornoz en los glúteos en 2009. A fines de ese mismo año, Guzmán fue operada por primera vez para drenar la sustancia de su cuerpo.

Su médico, Rául López Infante, explica: “Aquella vez, la sustancia había dañado superficialmente; sólo habían pasado 16 días y se le trató. Ella venía por tratamiento periódicamente y fue lo que le ayudó a trabajar, pero se dejó por un tiempo y la sustancia se acumuló en todos los tejidos en un graniloma. Han pasado dos años y la sustancia (polimetilmetacrilato) creció 200%”.

Durante el mes que permaneció en el nosocomio, la rockera tuvo enseñanzas varias, entre ellas reafirmar el perdón que otorgó a la cosmetóloga que la dañó: “Este es el segundo round que nos echamos y fue mucho más difícil, aprendí a tener fe, a vivir sin dolor, a escuchar y a cuidar mi cuerpo. A ellos (los responsables de su problema) les digo que los bendiga Dios y que ya los perdone. Ahora aprecio más la vida”, comentó entre lágrimas.

Y remató: “Nunca he tenido miedo a la muerte, de hecho tengo tatuadas dos calaveritas; ya la he superado en muchas ocasiones, entonces nunca pensé en ello”.

NOVENTA DÍAS SIN ROCKEAR

El daño que Alejandra Guzmán tuvo en la zona de los glúteos fue “mayor”, por lo que necesitará descanso por tres meses. López Infante comentó: “Ella es muy buena paciente y sabe que cuenta con nuestro apoyo; no ha mostrado rictus de padecimiento, sino de esperanza.

“El hospital se ha portado maravilloso con ella, no ha habido limitación de medicamentos; tendrá que venir diario a curaciones y estará lista en tres meses aproximadamente, pues los tejidos aún no cicatrizan”.

Durante su estancia en el hospital, la cantante armó rompecabezas. “Fue un mes de estar aquí así que imaginen la desesperación. Luis Enrique, mi hermano, ha estado conmigo todo el tiempo; nos damos cuenta de que somos como cuates y eso no se olvida”.

Deja un comentario